ÚLTIMAS RESEÑAS

El mundo de ayer

miércoles, 7 de noviembre de 2012


Título: EL MUNDO DE AYER. Memorias de un europeo (Die Welt von Gestern)
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Debolsillo
Género: Acantilado
Año de publicación: 2001
Número de páginas: 546
Precio: 14€
Sinopsis: «EL MUNDO DE AYER es uno de los más conmovedores y atractivos testimonios de nuestro pasado reciente, escrito además con mano maestra por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. Escritor extraordinariamente popular y testigo de excepción de los cambios que convulsionaron la Europa del siglo XX entre las dos guerras mundiales, Zweig recuerda, desposeído y en tierra extraña en unas circunstancias personales de insospechado dramatismo, los momentos fundamentales de su vida, paralela en mucho a la desmembración de aquella Europa central que se quería más libre y segura, al abrigo de la locura y la tormenta. El resultado es un libro capital, uno de los mejores de Zweig y referencia inexcusable para entender los desvaríos de un siglo devastador.»

Reseña: Este no es, para nada, la clase de libro que me leería. De hecho fui obligada a su lectura en la Universidad. Por supuesto, cuando en clase nos dijeron que nos teníamos que leer un libro de Zweig (del que la mayor parte no tenía ni idea de quién era) hubo una serie de murmullos desaprobatorios y exhalaciones. Yo misma fui una de ellas. Y de qué manera me equivocaba. Perdonadme por mi ignorancia...

Entrando en materia, por si alguien no lo conoce, Stefan Zweig era un judío austriaco y fue uno de los mejores escritores de su época. Esta novela trata de su vida contada por el mismo Zweig, el cual escribe, cabe decir, de manera increíble.  Su prosa es perfecta, hasta una universitaria como yo me doy cuenta del buen uso del lenguaje y de las palabras.

A pesar de que sea una autobiografía, no os dejéis echar atrás por ello: Es la historia de principios del siglo XX, la cual engloba las dos Guerras mundiales contadas de primera mano. Zweig comienza la narración describiéndonos Viena cuando él apenas era un bachiller enamorado del arte vienés.

He disfrutado enormemente la primera parte del libro, antes de que hubiera atisbo de ninguna guerra. El autor nos explica Austria. He aprendido inmensamente de él: cómo era la vida del estudiante, deseoso de que acabaran las clases por empaparse de todo lo moderno y artístico; cómo era la sociedad en Viena, con sus temas tabú sobre el sexo y la vida de los burgueses; cómo era la costumbre de las vestimentas y de las modas...

Zweig nos relata, a través de sus ojos, manos y experiencias, cómo se resquebraja el mundo ante él sin poder remediarlo. Nos explica cómo la gente iba felizmente a la primera guerra mundial, pensando que era una especie de broma, como si al apuntarles con una escopeta fuera a salir una tela con BANG escrita en ella. En la segunda guerra mundial ya conocían todos la pobreza, el miedo y las pérdidas, y una de las cosas más importantes: la pérdida, casi al completo, del don de la palabra.

"La gente empezó a apreciar cada vez más los auténticos valores de la vida: El trabajo, el amor, la amistad, el arte y la naturaleza [...]"

Zweig se siente, como personaje importante que es, obligado a parar esta crisis mundial con sus palabras. Recurre a sus colegas y amigos para buscar apoyo entre ellos. Aparecen entre las páginas Rilke, Verhaeren, Goethe, Strauss o Hauptmann. Para todos estos intelectuales la guerra les coloca en una situación incómoda y desapacible, puesto que no pueden escribir cualquier cosa. Intentan crear un pequeño grupo como protesta intelectual, el cual no sale ganando por el miedo que tienen todos a expresarse. Esta lleno de valores intelectuales algo perdidos en nuestra época que quizás deberíamos rescatar con sus palabras.

La llegada de Hitler al poder y sus consecuencias son devastadoras. Zweig nos expone, mediante pequeñas anécdotas, cómo el fascismo entra poco a poco en todos los países. Al principio eran jóvenes, provistos de armas o de diversos artilugios, atentan contra la vida de los ciudadanos de manera espantosamente ordenada. Después poco a poco, Hitler llega al poder a base de mentiras y calumnias, que, por supuesto, nunca cumplirá.

Y es que, hemos de pensar que las guerras ocurrieron realmente, y no hace mucho tiempo. Para haceros una idea de la miseria que hubo, de cómo eran las calles y en qué se transformaron las personas por necesidad, leeros el libro.

Informándome un poquito más por internet, he descubierto que Zweig y su mujer se suicidaron pensando que los nacis dominarían el mundo para siempre o algo por el estilo,  y decidieron decir basta. ¿Cuánto miedo tienen que tener dos personas al nacismo para llegar a estos extremos? ¿ Cuáles serían sus sentimientos? El terror aparecerá por ahí seguro.

Os pido encarecidamente que os leáis el libro. Aprenderéis cultura, prosa, historia y la vida en las guerras, que tan lejanas parecen. Es un hombre que merece nuestra atención y respeto. Estoy muy agradecida de haberle conocido y asustada y  disgustada por mi incultura..Madre mía! Desde luego los jóvenes de hoy en día no sabemos nada.


Valoración:

12 comentarios:

Norah Bennett dijo...

Menuda madrina tengo!! Pedazo de reseña. Conocía al autor pero no este libro. He leído algunos muy cortitos como Veinticuatro horas en la vida de una mujer y Carta de una desconocida, y una novela más larga: La impaciencia del corazón.
Apuntado queda este libro, por supuesto. Vaya suerte que te lo hicieran leer. Un besito.

Mikel dijo...

Pues sí, me lanzaré a leerlo por el fervor de la reseña!!!!!!!!!

kukutras28 dijo...

ese libro se lo está leyendo una amiga y tb dice que es imprescindible.Yo de él me leí "novela de ajedrez", muy pequeñita,pero deliciosa.Y mi amiga tb me ha recomendado el de "Momentos estelares".Me ha gustado mucho tu reseña, tanto que me has animado a leerme el libro.

bss

Pakiko dijo...

Hace poco he leído "La vida de una rosa", una biografía de una mujer que transcurre como esta historia que nos traes hoy a lo largo del siglo XX. Y el resultado fue magnífico. Seguro que algún día me animo tambien con Zweig.
Besos

Margari dijo...

Me gusta muchisimo este autor, pero este libro no lo conocía, y viendo tu entusiasmo, voy a tener que buscarlo pronto, porque vaya pedazo de reseña!
Besotes!!!

Fesaro dijo...

A mi me paso lo mismo pero en el instituto, descubrí libros increíbles.

shaka lectora dijo...

No he leído nada de Zweig, pero a mí me ocurrió con otros autores, sobre todo en el instituto, en un primer momento juraba en arameo y luego descubrí historias increíbles entre sus páginas.

Un beso shakiano!!

Tatty dijo...

No conocía este libro pero me has convencido con tu reseña, no he leído nada del autor pero me parece que su vida es interesante y el periodo en el que vivió es de los que más me atrae
besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Zweig es mi autor revelación del año, yo lo conocí por los blogs y me he leído dos y tengo otro en espera, y sí, me encanta, me encanta y me encanta!! por supuesto me llevo este título anotado (la verdad es que espero leerlos poco a poco todos los que pueda).

La reseña sensacional!! te leo cada vez mejor!! Besos

Carmen dijo...

Como comentaba en la reseña del otro día, que creo que leíste, no fue el nazismo la causa final del suicidio de Zweig y su segunda esposa Lotte. Si Zweig no sufriese un trastorno bipolar y una fuerte depresión, ese final jamás se hubiese producido. Y ella simplemente le secundó...
Besines,

Aurora Lejana dijo...

Me la apunto, me la apunto!! había oído hablar de Zweig, pero no sabía nada de este libro, y a mi que me encanta esta temática, no me lo pienso perder. Gracias por la reseña. Besitos!

Meg dijo...

Me lo apunto, es un escritor que he conocido este año y me encanta :-)